En la calle Padilla 210 se ubica el Casal de Barrio Espai 210. Asun Lloret, su coordinadora explica que el espacio fue reivindicado por las entidades del barrio cuando todavía era una carpintería. Así, se acabó convirtiendo en un equipamiento sociocultural y, desde el 2017 actúa como casal. Se trata de un espacio municipal gestionado por la entidad Xarxa 210 que tiene un convenio con el Ayuntamiento de Barcelona.

Como apunta Lloret, Espai 210 es un “equipamiento de proximidad que ofrece actividades a las entidades y personas del barrio”. Asimismo, es un espacio para que todos los grupos puedan desarrollar también sus proyectos. Por ello, Lloret define el equipamiento como un “laboratorio donde vienen entidades muy diversas a hacer sus talleres”, lo que también permite establecer vínculos y colaboraciones entre ellos.

Entre algunas de sus actividades destaca el Punt d’Información al Voluntariat. Se trata de un “proyecto comunitario en el que participan doce entidades del barrio que proporcionan voluntariados”. Así, Espai 210 actúa de puente entre las personas que quieren ser voluntarias y las entidades. Se da información y se dirige a los interesados ​​a entidades como la Cruz Roja, Amics de la Gent Gran o la Biblioteca de la Sagrada Familia, entre otros.

Además, Lloret también subraya El Poblet Feminista. Este es un proyecto impulsado desde el Casal que “nació con la necesidad de elaborar un protocolo contra las agresiones machistas durante las fiestas mayores de los meses de abril y de octubre de la Sagrada Familia”. El año 2017 se constituyó un grupo de trabajo para crear el protocolo y las propias entidades organizadoras de los conciertos de las Fiestas Mayores son las que “se hacen cargo de su aplicación”. Complementariamente, desde El Poblet Feminista se hace formación a las entidades.

Redacción: Acelobert

Compartir:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter