Entrevista a Empar Moliner. Revista Acelobert Barcelona. Gener 2022

Empar Moliner: “yo me iria a cenar con todo el mundo una vez”

Por: Antonia Utrera.-

Empar Moliner i Ballesteros (Santa Eulàlia de Ronçana, 16 de diciembre de 1966) es escritora y colaboradora habitual en varios programas de TV3 y de Catalunya Ràdio. También es columnista del diario Ara. En 2000 recibió el premio Josep Pla de narrativa por “Feli, esthéticienne”, en 2005 el premio Lletra Oro por “Te estimo si he bebido” y en 2015 el premio Mercè Rodoreda por “Todo esto lo hago porque tengo mucho miedo”. Y es la autora del espectáculo “Te estimo si he bebido” en cartel hasta el 23 de enero, en el Teatro Poliorama de Barcelona.
Nos cita en Espai Nacarii, una tienda muy bonita y acogedora en la calle Bori y Fontestà 4 de Barcelona, donde hacen degustación de caviar elaborado en el Valle de Aran. Nos reciben con una copita de delicioso cava y es que nuestra entrevistada tiene pasión por el buen vino. Hay personas “vitamina” y Empar es una de ellas, y es que charlar con ella es recibir una buena dosis de vitalidad, de energía, inspiración y mucho de cariño.

“Te estimo si he bebido” en el Teatro Poliorama. ¿Que ha significado para ti?
Se trata de una recopilación de cuentos, han cogido el título de este libro y han seleccionado cuentos de diferentes libros que he publicado. Me parece increíble, yo cuando hago un libro solo soy responsable de mí, me gusta mucho que a la gente le guste, me hace muy feliz que alguien diga que le ha gustado, pero en el teatro que es una cuestión tan colectiva, la sensación es terriblemente diferente, yo hoy estoy sufriendo tanto porque han cerrado … tanto! Que es inaudito! (han cerrado unos días porque un actor ha dado positivo covid) y al mismo tiempo, la emoción que siento cuando los voy a ver es incomparable… Hicieron una crítica de esta obra que decía: “parece un texto escrito para las “T de Teatro”, me gustó tanto y pensé, ostras, ahora sí que tengo ganas de escribir teatro…

Nunca has escrito teatro, esto ha sido una adaptación de varios cuentos tuyos…
Sí, ha sido muy curioso… David Selvas me dijo: “nos gustan estos cuentos, ¿tú nos los podrías adaptar?” Pues sí! y fue un trabajo divertidísimo…

Una coproducción de tres compañías.
Si, David Selvas es un gran director, y “La Brutal”, las “T de Teatro”, que hace treinta años que estan en los escenarios y Dagoll Dagom que a mí me hace muy feliz, hicieron Pere Calders y Dorothy Parker, no puedo estar más contenta, por favor…!

Estás contenta con el resultado.
Mucho!, me los sé de memoria, hay canciones y también texto. Estoy muy contenta porque la gente ríe, y también hay un punto reflexivo, mi particular tristeza, un poco, de esto no nos podemos escapar, pero la mayoría de cuentos que han elegido son divertidos.

Empar Moliner. Revista Acelobert Barcelon a

Empar Moliner. Revista Acelobert Barcelona. Gener 2022

Tus historias acostumbran a ser realistas.
Yo soy una autora muy realista, adoro el realismo, lo adoro… creo que en la vida he escrito dos historias no realistas, una aparece en la obra con la idea de “ponte en mis zapatos, en mi piel”, pues esta idea más antigua que el mundo de pensar que pasaría si yo un día pudiera tener tu vida, y por lo tanto, irme a la cama con tu marido y comer en tu mesa y tener tu trabajo… pues esta es la historia de una mujer que piensa esto y se hace realidad. Este se ha convertido en un número musical que lo hace la Marta Pérez, lo hace superbien!… Mis personajes son urbanos, realistas, son personajes como nosotros. Hay mucha historia de pareja, a mí las parejas me dan risa, mucha, me parecen muy tragicómicas, es mucho mi tema, este.

¿Estimamos más cuando hemos bebido?
Hay una canción de un grupo de rap que dice:” te estimo si he bebido y hoy he bebido mucho”. Y me gustó mucho. Hay una canción en la obra que la canta la Mercè Martínez y cuando la sintáis, os moriréis, es espectacular. Cuando el camarero sacude la coctelera yo me pongo muy feliz, por lo tanto, haz que te estime…

Tus personajes son muy bebedores…
Si, pero algunos beben bien, y otros beben mal… Hay un personaje que es un fotoperiodista que se quiere ligar a una chica, y para ligársela le dice que tiene un vino en casa, pero es un vino cutre, es un cabrón, todo el mundo ríe mucho con esta historia, porque es un personaje de estos que, para follar, lo que haga falta… y es muy gracioso, le dice que tiene un buen vino, y es un vino hecho en una multinacional del Penedès que vale seis euros… pero ella que no tiene idea, se lo cree. Estos personajes no beben bien…

¿Algún cuento de los que has escrito que sea más especial para ti?
No lo sé… Y después cuando los doy, ya abandono. Tengo una vergüenza terrible. Yo creo que la vergüenza no es lo mismo que la timidez. Yo creo que no tengo timidez, pero tengo mucha vergüenza, una vergüenza terrible, que me atenaza, por vergüenza hago cosas que son peores. Y publicar, ¿por qué lo hago? No tengo ni idea. ¿Podría no hacerlo? Ostras, sí que podría no hacerlo. Y ¿que quiero cuando publico? ¿Explicar cómo es el mundo? Esto es muy presumido, ¿no? Quizás es que me gusta la gente, me gusta el mundo. La gente me provoca una gran curiosidad, una gran alegría, me parece que todo el mundo tiene una cena, yo me iría a cenar con todo el mundo una vez, dos no, pero una con todo el mundo, con aquel que pasa por mi lado y estoy segura que me encantaría, una vez. Si pudiera ser elegiría yo el lugar, para evitar problemas, dos ya no, dos con alguna gente sí. Supongo que escribo porque me gusta la gente, pero lo acabo de pensar, mañana diré otra cosa diferente.

“me fui de mi pueblo con diecisiete años, pasaron por allá unos actores y me fui con ellos”

Has leído mucho en tu vida…
Sí, he leído mucho desde muy cría… ¿Por qué él es fotógrafo? Porque un día vio fotos y dijo: ¡ostras, que es esto?!… Ayer hablaba con Manel Huerga que es un cineasta que a mí me gusta mucho. Él dice que él era un niño pobre y su madre lo llevaba al cine. Y fueron a ver 2001 (2001, una odisea en el espacio”) y él salió de allá…. *ooohhh!, tuvo una epifanía… como Bowie! Bowie fue a ver 2001 y dijo hostia!. Supongo que a los cocineros de verdad les pasa igual. Pero hay cocineros que es verdad que no les gusta comer. Y es verdad que si uno escribe un libro es escritor, pero yo me encuentro con gente que ha escrito un libro y que no lee nada, fliparias, en un año alguien ha leído tres libros y uno de ellos, el suyo. Y dices ¿como puede ser? O cocineros que dicen: “yo no tengo tiempos de ir a restaurantes porque cocino”. Un día entrevisté a un músico -no te diré el nombre- que en su casa tenía tres cd’s. ¿Cómo puede ser?

Marchaste de casa con diecisiete años.
Vivía en una familia curiosísima.. Me fui de mi pueblo con diecisiete años, pasaron por allá unos actores y me fui con ellos. Así fue.

Y dejaste los estudios.
Me habría gustado mucho estudiar… y ahora que hay estudios literarios!. Haber ido a la universidad, me habría muerto de gusto… qué ilusión, debe de ser espectacular…

Pero esto no ha sido impedimento para trabajar como periodista en los medios.
No soy periodista, columnista si tú quieres, hago reportajes, pero no tengo la carrera de periodista, si quisiera lo podría convalidar, pero no lo hago, no me parece correcto hacerlo.

“a mí las parejas me dan risa, mucha, me parecen muy tragicómicas”

¿El humor como tabla de salvación?
El humor es una arma y también una armadura, es muy práctico. Ha habido humor en todas partes. Incluso en los campos de concentración, hecho por las mismas víctimas… Yo conozco gente que no ríe nunca.

Reír es muy importante…
Yo creo que reír es un signo de inteligencia. A mí la gente que ríe o que hace reír me vence, puede conmigo, me iría con ellos, me gustan, es verdad que en el mundo de la literatura, del cine, de la fotografía, del periodismo, se valora más la tristeza que la alegría, es más, yo creo que nosotros por ejemplo, estamos muy preparados para detectar mucho lo amarillo, enseguida: alarma!, pero lo cursi no estamos tan preparados para detectarlo y nos cuelan mucha cursileria. Ahora mismo hay una literatura que la gente pide que sea aspiracional, la gente pide que el protagonista sea fuerte, se acabe bien, piden esto en la ficción, sin querer lo piden, y si acaba mal o el protagonista pringa, el lector te lo reprocha, el lector no quiere esto. En las series pasa lo mismo, lo aspiracional ahora es esto… En los años ochenta lo aspiracional eran personajes muy ricos o que encontraban el amor. Y ahora, personajes empoderados. Fíjate en las series, personajes que sobreviven, que tienen una peculiaridad pero que acaban ganando, venciendo las dificultades.

Empar Moliner. R

Entrevista a Empar Moliner. Revista Acelobert Barcelona. Gener 2022

Esta curiosidad tuya…
Yo creo que si tú haces un trabajo como el mio, la mezcla perfecta es la curiosidad y el aburrimiento. Si tú te aburres mucho y tienes mucha curiosidad al mismo tiempo, para no aburrirte tienes que ir buscando en cada momento cosas, estímulos…

¿Que le pides a los Reyes Magos?
En el mundo de la tercera dosis, estás en un punto que yo ya flipo con todo. Veo la montaña y flipo, voy a correr por la mañana y digo que fuerte, que bestia, qué suerte que tengo, flipo de todo ya… aplaudiría al ver salir el sol, y esto no me pasaba antes, pido cosas muy tontas, muy inmateriales. Pediría no tener problemas económicos y que la gente de mi alrededor tampoco los tuviera. Si tuviera mucho dinero lo repartiría muy alegremente con mis amigos y familiares. ¿Que tenemos que pedir? Que sigamos siendo felices, poder seguir corriendo por las mañanas…

Te gusta mucho la naturaleza.
Si, me gusta mucho correr por la naturaleza, esto arregla mucho el cerebro de la gente, correr es perfecto para el cerebro, va muy bien.

Como tu personaje, la Flora Camino…
Si, Flora Camino fue un cuento pensado para esta gente que corre, que son muchos, que estamos todos muy locos, somos pesados. Flora Camino es un personaje que, yo por este personaje tengo piedad. Y Carme Pla lo hace tan bien, tan bien, es espectacular como lo hace… Es el cuento que cierra el espectáculo.

“Si el amor fuera: “no es que lo necesite, es que lo deseo…” bua!!”

Una mujer que no ha decidido nada en su vida.
Exacto, una mujer que no ha elegido nunca y correr es lo único que elige, y las amigas le dicen: “vuelve a la manada, vuelve a la manada, no te escapes”. Yo conozco mujeres que no han ido nunca solas a un bar, o a correr, o al gimnasio, que no han ido nunca a muchos lugares. Los hombres lo hacen más esto.

Entrevista a Empar Moliner. Revista Acelobert Barcelona. Gener 2022

Entrevista a Empar Moliner. Revista Acelobert Barcelona. Gener 2022

Te gustan mucho las flores.
Mucho, me gustan mucho, me encantan, me parecen la cosa más civilizada del mundo. Si alguien me lleva unas flores, o me regala una planta, me encanta, pienso: que bien! Pero mira, a Dorothy Parker le encantaban. Y la Rodoreda, igual, las dos comparten el amor por las flores. Mira, todo lo que no importa, es lo mejor del mundo, todo lo que es superfluo… ¿verdad que podemos vivir sin flores? Podemos. ¿verdad que podemos vivir sin vino? Podemos. La gracia es esta, no es que lo necesitamos, es que lo deseamos, pues eso. Si el amor fuera: ”no es que lo necesite, es que lo deseo…” bua!!

Que opinas de una revista de proximidad como la Acelobert que se mantiene gracias al apoyo del comercio de barrio?
Nada me gusta más que las tiendas, me encantan las tiendas, me gusta ir a comprar y que me den rollo. No compro por internet porque me gusta que me den rollo. Y las cosas que me gusta mucho comprar como los libros, el vino, la ropa, me gusta ir allá: “hola, ¿este te lo has leído?” o “Ostras, este jamón, ¿que me dices?” Me gusta estar con una persona que aquello que yo estoy comprando también le gusta a ella, ¿sabes?. A mí que una tendera me diga: “¡mira estos pantalones! y ahora para la parte de arriba, ¿que haría falta? ¡mírate esto!” Y me encanta que me envuelvan para regalo. Entonces, las revistas que hablan de comerciantes me encantan… me gusta gente que diga, yo saldré aquí y tú vendrás a buscarme, me gustan mucho estas historias.

Y tú nos gustas mucho a todos nosotros, tus historias humanas, inteligentes, con olor a humor del bueno.

Antonia Utrera