La Plataforma per la Qualitat de l’Aire es una agrupación formada por 70 entidades (asociaciones de vecinos de Barcelona, ​​asociaciones de ciclistas, defensores del transporte público, ecologistas, sectores de la salud…) concienciadas con el medio ambiente. Tal como explica Maria Garcia, miembro de la organización, su objetivo “es presentar propuestas que estén funcionando en otras ciudades” para reducir la contaminación urbana.

Así, se quiere incidir “no sólo en la opinión pública, sino también en los responsables políticos para que tomen acciones que están funcionando y no sigan perpetrando falsas soluciones que esconden el problema”.

En esta línea, uno de los cambios que proponen es la aplicación de un peaje urbano para disminuir el exceso de tráfico y rebajar los niveles de contaminación. Garcia apunta que esta acción está funcionando en 15 ciudades diferentes de Europa, algunas de las cuales cuentan con un transporte público más deficiente que el de Barcelona. Por lo tanto, ningún motivo hace pensar que la propuesta pueda fracasar en la ciudad condal.

Además, desde la plataforma también se incide en la contaminación que genera el puerto de la ciudad, que proviene principalmente del humo de los barcos. Garcia explica que ellos proponen cambiar la regulación. Quieren asimilarla a la que tienen en el norte de Europa para que los barcos “utilicen un combustible más limpio” y que cuando lleguen a puerto “se conecten a la red eléctrica”.

Aparte de estas propuestas, la Plataforma per la Qualitat de l’Aire hace charlas en los diferentes barrios de Barcelona, ​​campañas vía redes sociales, recogidas de firmas y también participa en las mesas de discusión que ofrece la administración sobre temas de calidad del aire.

 

 

 

Compartir:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter