Por: Ion Pagola Jiménez – AHIGE Cataluña.-

Podemos afirmar que nos encontramos actualmente en una sociedad (occidental) dónde hemos pasado de una sociedad con alta representación de moralidad religiosa (cristiana) a una sociedad donde se prioriza un estilo de vida relacionado con el capitalismo, priorizando la capacidad de consumir a la reproducción de algunos valores. Cuando menciono el consumo, no hablo del consumo de productos materiales, sino de consumo de valores, y es aquí donde quiero alargarme.

Desde hace pocos años, no se entiende nuestra sociedad sin el uso de las redes sociales, donde las personas y grupos tenemos la capacidad de proyectarnos y hacernos ver y donde podemos observar como la práctica de valores cristianos como la caridad, la ayuda al vecino/vecina son utilizadas mercantilmente con el fin de proyectar una imagen para conseguir un mayor grado de deseabilidad social, teniendo de fondo el uso de ciertos valores morales.

Por ejemplo, podemos sacar la imagen de aquella persona que viaja a países empobrecidos donde se documenta rodeado de niños a los cuales ha ido a «ayudar», para después compartirlo con su público virtual, enalteciéndose como la persona (blanca) salvadora. Otro ejemplo podría ser la de aquellos hombres que quieren trasladar una imagen de masculinidades alternativas o muy valoradas, sin realizar ninguna auto-reflexión ni trabajo personal, con la misma finalidad.

En la sociedad actual la vida y su desarrollo gira en torno al consumo; por lo tanto, tendríamos que reflexionar sobre qué y como se compone nuestra identidad (moral); ya no solo sobre cuales son los valores que nos componen; sino qué uso les damos. Es decir, necesitamos analizarnos y pensar como reflejamos nuestras identidades y con qué objetivos; si queremos resaltar los valores como prácticas cotidianas o como herramientas de uso y consumo para nuestra aceptación social y personal. Una cosa es clara: si priorizamos la imagen y la opinión del otro/la otra y si no reflexionamos sobre el impacto de nuestros actos, continuaremos fomentando la capitalización de los valores, sean los que sean.

En resumen, este es un tema amplio y mal tratado en tan pocas líneas, pero hay que reflexionar en un tiempo donde esperamos la inmediatez, abandonar la superficialidad tóxica y valorar nuestra propia profundidad.

Ion Pagola Jiménez

Homes Igualitaris (AHIGE Catalunya)

www.homesigualitaris.cat

Revista Acelobert Barcelona

Octubre 2020 - Entrevista en exclusiva amb l'actriu Alba Pujol

"Aquest pais no descobert que no deixa tornar de les seves fronteres cap dels seus viatgers"
Veure mes