Por: Antonia Utrera.-

Brodas Bros nació como Compañía Internacional de Danza y cultura urbana en Barcelona en 2006…
Si, somos dos hermanos, Pol y Lluc Fruitós, y dos hermanas, Clara y Berta Pons. Nos encontramos un dia en un casting, empezamos en un grupo de competición, nos encantaba la danza, esta cultura urbana, el hip hop y nos dijimos de hacer que todo esto llegase a los teatros, que todo esto creciese y así lo hemos hecho, esta pasión nos ha mantenido juntos, seguir haciendo teatro, seguir creando y lo que más nos gusta, seguir emocionándonos y emocionando a la gente.

Entonces dijisteis de formar el grupo…
Es que ni lo dijimos, fue amor que fluyó y…. cuando nos conocimos vimos que los cuatro teníamos esta pasión por descubrir qué era el hip hop realmente, en aquel momento no podías entrar en internet y mirar, no había nada, entonces lo que hicimos fue viajar mucho, y de estos viajes, cuando volvimos quisimos mostrar lo que habíamos aprendido. Queríamos que la gente lo pudiera ver en un teatro y esto nos llevó a hacer el primer espectáculo. Bueno, primero hicimos una primera pieza que duraba 6 minutos, con estilo, el popping, que pudimos presentar en festivales y concursos de fuera, como París donde tuvimos muy buen resultado, todo el público se levantó, y en Los Angeles también… fue todo muy natural, y de golpe Joan Gracia del Triciclo nos dice, «¡venga va…vamos a petarlo al Teatro Victoria!» de esto hace ya diez años. Y ahora justo volvemos al Victoria diez años después, esto nos hace una gran ilusión…

Y el nombre Brodas Bros?
Antes nos llamábamos Brodas y el espectáculo que presentamos en el Teatro Victoria se llamaba Brodas Bros, que nos lo propuso Joan Gràcia y nos encantó…. Para nosotros el …as….os.. (de Brodas Bros) es hermanas, hermanos… y acabábamos de ligarlo todo, nos dió este punto de personalidad, porque hermanos hay muchos, y esos dos meses en el Teatro Victoria nos catapultó. Y a partir de aquí aparte de las giras que hemos hecho, a Palestina, Brasil, África, Los Angeles, Japón, China… El nuevo espectáculo tiene estos colores y estas pequeñas anécdotas que nosotros hemos vivido en estos lugares…

Con  súper tecnología….
Si, lo que tiene este nuevo espectáculo es la súper tecnología que hemos puesto, no solo estas vivencias muy humanas sino que las hemos llevado a un mundo súper robótico, tecnología de láser, con trajes de leds, sensores de movimientos, para darle un toque como natural a una cosa tan tecnológica, inspirados en series como «*Black *Mirror». Tecnología si, pero es que hoy ya estamos en tecnología… Con la tecnología de hoy como podemos bailar nosotros? Nos gusta romper esta cosa de que el robot no tiene emoción, no tiene sentimiento… está claro, nosotros somos humanos, no somos robots… Entonces imitamos a los robots. Lo que se quiere es que los robots se parezcan a los humanos, nosotros estamos a la inversa, somos humanos que imitamos a los robots…

Con la dinámica que llevamos con la implantación de órganos, podríamos llegar a ser esto que estáis representando, seres humanos con un cuerpo máquina… Todos venís del mundo de la danza?

Clara y Berta venimos de la danza, empezamos de más pequeñas, clásico, jazz y claqué. Y este mundo nos llevó a conocer el hip hop cuando teníamos dieciséis años, nos gustó mucho y esto nos hizo que viajáramos a los Estados Unidos, quisimos conocer a los creadores y a tener más información sobre esta gran cultura. Nosotros, Lluc y Pol, es un poco diferente. Nuestros padres tenían una escuela de danza contemporánea y siempre hemos hecho deporte de natura, patinaje, nos gustaba mucho todo esto. Un año mi madre me dijo, ven a clase que hay un profesor que hace hip hop, no sabes lo que es, pero te encantará. Es una cultura muy llamativa _dice Lluc_ muy chula, por eso hace tantos años que está arraigada en todo el mundo y realmente a mí me gustó más la parte del rap, la música.. Y enseguida que vi a Pol, en los videoclips de la tele, me encantó. Ostras! Que es esto?, que pasada..! Vamos a hacerlo… y lo empiezas a hacer y es que no puedes parar…

Hay un quinto bailarín, el Markitus…
Nosotros teníamos un proyecto que lo seguimos haciendo que es Brodas Juniors y enseñamos a jóvenes, no solo a bailar sino también que significa esta profesión, cómo se hace un espectáculo, cómo se crea uno mismo sus propias piezas, cómo encuentras tu propio estilo, y el Markitus era Brodas Junior en 2006 y era como el Messi, era el top de aquella generación, nos gustó muchísimo, entró en un espectáculo donde él hacía de niño, entró muy joven y nos entendimos muy bien y poco a poco se ha ido incorporando a todos los espectáculos cuando hacemos una nueva creación, ha sido un proceso muy guapo. Es como el hermano pequeño que ya tiene veintiséis años … y cuando lo conocimos tenía trece.

Y vosotros, hermanos grandes, ¿qué edad tenéis?
Yo he hecho cuarenta este año _dice Berta. Treinta y cinco, dice la Clara, treinta y cuatro, el Polo y treinta y siete el Lluc.

La relación entre vosotros, muy fácil me parece…
Si, es una relación muy familiar, nos vemos cada día, entrenamos juntos, hemos hecho viajes juntos, de placer y también de trabajo, es una relación que es muy fácil trabajar porque hay una confianza, una compenetración, un saber, una telepatía… Sabemos nuestros puntos fuertes, tenemos un lenguaje natural, una gran complicidad. Por un lado somos muy técnicos pero por otra parte nos encanta improvisar y los espectáculos siempre hay una parte de improvisación, porque cada día es diferente.

Más de 200.000 espectadores han visto vuestros espectáculos, habéis estado en más de 15 países, en los 5 continentes… ¿Cuál es el secreto?
Intentamos emocionarnos y emocionar. Y cuando a ti una cosa te emociona, te gusta y lo ves! Intentamos que nuestras vidas tengan emoción, es parte de nuestro éxito, buscar esta emoción en el público, que esta emoción llegue. Es esta pasión por bailar, yo lo necesito, es una manera diferente de expresarse, de sacar emociones y de hacer limpio. Es mucho trabajo, es una profesión difícil _dice Lluc_ pero es tan agradecida y tan necesaria… Tan importante para nosotros y para la otra gente, al final la cultura está muy presente en todas partes, es una cosa mágica. Y toda la gente que está detrás para que todo salga bien, la parte técnica, a los músicos que muchas veces nos acompañan, etc…

¿Vuestros seguidores son público joven?
Al principio si, cuando empezamos pero también porque el hip hop era muy desconocido. Y los padres que venían arrastrados por los niños y las niñas, que esto era muy fuerte, los padres salían encantados… Ahora el público es de todas las edades, desde abuelos hasta niños muy pequeños…

¿Qué es la danza por vosotros?
Es mi vida, a lo que me dedico, lo que me gusta, lo comparto con mi familia, está en todos los ámbitos de mi vida, es mi pasión. Es mi lenguaje, con la danza no tengo vergüenza, es como gestiono mis emociones, lo necesito, siempre formará parte de mi vida. La danza es libertad.

¿Cuántas horas dedicáis diariamente a entrenar?
Cuando estamos en creación dedicamos mínimo ocho horas al día. Pero hay días que la cosa se alarga, cuando estás inspirado, ves que la cosa funciona, entonces, más horas todavía…

¿Cómo conectáis con la inspiración, con el espíritu creador?
Nosotros siempre intentamos en nuestras actuaciones, cuando estamos en plena creatividad, intentamos estar conectados, escucharnos e ir a aquella idea todos juntos. Las transiciones entre una idea y otra a veces son las verdaderas creaciones. Ostras!, esto es mágico. Estas transiciones nos han marcado mucho. Conexión y escucha entre nosotros y el público. Queremos que el público forme parte de nosotros. Es la parte deimprovisación que tanto nos gusta.

Hace diez años que viajáis por todo el mundo, habéis recibido muy buenas críticas. ¿Cuál es la que más os ha gustado? 

Para nosotros, una persona importante, uno de nuestros maestros, Junior Almeida de Francia que hubo un momento al inicio que nos dijo «esto que haceis lo puede hacer todo el mundo. Yo creo que vosotros podéis hacer más» Y fue cuando hicimos esta pieza y la vio dijo, “esto si, esto si sois vosotros”. Esto para nosotros fue un boom, una persona que tú admiras, que te ha enseñado tanto, que lo valore y vea un potencial. En aquel momento en Francia había mucho, mucho nivel. Y llegar a Francia  hacer uno popping, allá son buenísimos  con el popping y que todo el mundo se pusiera de pie, esto fue también muy importante. Las críticas que mejor recordamos es cuando acabamos el espectáculo, los comentarios de la gente que nos para para decirnos lo que les ha gustado.

El 24, 25,26 de julio actuáis en el Teatro Victoria, ¿qué nos encontraremos?
Os encontraréis «Around de World», el espectáculo más tecnológico nunca visto de Brodas Bros hasta ahora, con la esencia de el Brodas, danza aérea, sincronizada, con mapping, interactivo, con láser, con trajes de led. Hay partes más intimas, más sensibles, es el viaje de nuestras experiencias, con nuestros espectáculos durante estos diez años por todo el mundo. Un poco de todo, los Brodas Bros en su máxima esencia.

Y en abril del 2021 nos volveremos a ver en el Palau de la Música…
Sí!, es un espectáculo con la Orquesta Sinfónica del Vallès, un honor actuar con ellos y estar en un escenario tan potente como es el Palau de la Música. Hip hop con música clásica, “El Carnaval de los Animales”, una historia sobre la amistad y la aceptación del diferente…

¡No nos lo perderemos. Os deseamos mucho éxito!

Por: Antonia Utrera