Por: Antonia Utrera.-

Entrevista a Christian Pagan, Terapeuta corporal y facilitador T.R.E. (Liberación de Estrés y Traumas) en Barcelona.

Christian Pagan. Revista Acelobert Barcelona

Christian Pagan. Revista Acelobert Barcelona

¿En qué consiste el T.R.E.?

Es una técnica en la que se realizan una serie de seis ejercicios corporales fáciles y sencillos que puede practicarlo cualquier persona, de forma individual o grupal, tanto si es para liberar la tensión y el estrés que vives en el día a día o acumulada desde hace tiempo, como si has sufrido alguna experiencia traumática o trabajas con personas estresadas o traumatizadas. Está diseñada para ser una herramienta de auto-ayuda o como práctica complementaria muy eficaz, una vez aprendido el ejercicio y la autorregulación. Practicando el T.R.E se pueden liberar tensiones o emociones que van desde un leve malestar hasta ansiedad severa causada por estrés laboral, preocupación excesiva, conflictos de relaciones, trauma por accidentes o estrés postraumático. El objetivo del T.R.E.  es calmar y regular el sistema nervioso, haciendo un “reset” a la tensión neuromuscular de manera agradable e indolora, ayudando al cuerpo a recuperar su estado de equilibrio y bienestar.

¿Que te llevó a interesarte por esta técnica?

Descubrí el T.R.E. en una conferencia aquí en Barcelona. Toda mi vida trabajé bajo presión para grandes empresas. El estrés era diario. En la última empresa sufrí acoso laboral, “mobbing”. Sufría maltrato psicológico cada día y en cada momento, durante cinco años. Llegué a sentir impotencia y miedo, perdiendo la autoestima y la seguridad en mi mismo. Me encontraba en un callejón sin salida. Además del estrés diario, la depresión y la ansiedad, durante este tiempo tuve inflamación intestinal y un inicio de enfermedad de “Croh”. Llegué a tener pesadillas de forma continua durante el sueño y ataques de hiperventilación en el trabajo.

¿Y que hiciste?     

Decidí cambiar de trabajo y encontré uno nuevo donde me sentía más seguro, pero seguía teniendo sensaciones de miedo, pesadillas durante la noche y flash-backs durante el día. Cuando descubrí el T.R.E. se abrió una puerta en mi vida, una gran oportunidad para salir del Trauma. Enseguida empecé a practicar los ejercicios, me sentía mejor cada día, recuperándome de todas estas patologías físicas y emocionales, sin necesidad de recordar o hablar del evento traumático o estresante, cosa que agradecí muchísimo. Una de las ventajas fundamentales de T.R.E. es que no necesitamos recordar, explicar o revivir la historia, la liberación llega a través del cuerpo.

¿La solución al trauma está en el propio cuerpo?

Sí, como técnica corporal el cuerpo lo libera de forma natural, como lo hacen lo mamíferos, está en nuestra propia naturaleza. Frente a una amenaza de muerte, el animal lo que hace es fingir la muerte para salvarse.  Los animales cuando atacan rehusan a los animales muertos, no les apetece. El instinto animal del que se siente atacado es permanecer quieto, como si estuviese muerto. Cuando la amenaza se aleja, pasado un tiempo, el animal atacado empieza a moverse y a  temblar descargando estas memorias traumáticas, volviendo a la vida como si no hubiera pasado nada. Nosotros los humanos acumulamos tensiones, estrés diario y memorias traumáticas en nuestro cuerpo dando origen a patologías físicas y mentales. Con la técnica del T.R.E. volvemos a reconectar con el cuerpo, liberándolo.

¿A través del temblor?

Existe la creencia de que el temblor es algo negativo y que debemos pararlo, hay un poco de respeto o miedo a la manifestación del temblor. Ya de pequeños si temblamos, viene mamá para preguntarnos si tenemos frio o tenemos miedo. Si vamos al médico nos dirá que es síntoma de enfermedad. Los seres humamos lo hemos olvidado, si temblamos tenemos la creencia de que es un síntoma de debilidad o enfermedad y por esto lo bloqueamos sin darnos cuenta.  Pero hay un temblor que es positivo que es liberador y que cura,  que sana. Esta vibración o temblor empieza desde lo más profundo de nuestro cuerpo en el Psoas, el músculo que se encuentra en la cavidad abdominal y en la parte anterior del muslo. Estimulando este músculo activamos un mecanismo reflejo natural de vibración o temblor sacudiendo hacía fuera patrones de tensión musculares profundos de estrés y trauma.

Háblanos del creador de esta técnica, el Dr. David Berceli.

Berceli es considerado hoy en día experto internacional en las áreas de trauma y resolución de conflictos. Cuando Berceli va como misionero católico, para un entendimiento espiritual entre cristianos y musulmanes al final de los años setenta en Beirut, Líbano, lo que se encuentra es que las personas están en la supervivencia por el estallido de la guerra civil. Como es un gran observador se da cuenta de que  todas estas personas, niños y adultos de diferentes edades y comunidades, cuando caen las bombas todos hacen el mismo movimiento de cerrarse totalmente en posición fetal, una posición que el cuerpo hace solo frente a una fuerte amenaza y esta posición es para salvaguardar los órganos vitales. Cuando la amenaza se iba, los cuerpos volvían a abrirse. Él vio a los niños como empezaban a vibrar y temblar de manera espontánea, en cambio los adultos no. Esto le sorprendió y se dio cuenta de que esta vibración estaba dentro de él también, pero él consciente o inconscientemente la estaba limitando. Entonces empezó a preguntar a los adultos: ¿vosotros también sentís un impulso para vibrar? y de repente descubre que los demás también sienten este impulso, pero que también lo reprimen, como él. “No queremos asustar a los niños con este temblor”, le dicen. Después de varias experiencias similares en Sudán, vuelve a Estados Unidos para investigar cómo actúa el temblor en los animales y se da cuenta de que todos los mamíferos tienen este mecanismo natural, incluidos los seres humanos. Finalmente hace su doctorado llamado “Temblores Neurogénicos”. Años después David Berceli vuelve a esos países y ve que los niños se habían recuperado del trauma, en cambio los adultos habían desarrollado enfermedades debido al efecto residual del trauma, que no había podido ser liberado de sus cuerpos.

¿A quiénes va dirigida esta técnica?

Todas aquellas personas que estén bajo tensión o estrés pueden beneficiarse de esta técnica. Especialmente recomendado para deportistas, terapeutas, personal sanitario, maestros, cuerpos de seguridad, empresarios, trabajadores y estudiantes en épocas de exámenes. Disminuye la preocupación, la ansiedad y el miedo. Ayuda a descansar mejor, a sanar heridas del pasado y en aquellas situaciones que rodean una enfermedad grave.

 

Más información:

Christian Pagan

Facilitador de T.R.E. – Terapeuta corporal en Micro-gimnasia

christianpaganbcn@gmail.com – T. 637278003