Por: Antonia Utrera.-

“Deja que tu comida sea tu alimento y tu alimento sea tu medicina”. (Hipócrates)

Felicidades querido/a Virgo! Si naciste entre los días 21 de agosto y 20 de septiembre aproximadamente, significa que el sol estaba en el signo de Virgo en el momento de tu nacimiento.

El signo de Virgo, junto a Tauro y Capricornio pertenecen al elemento Tierra, asociado al plano material de la existencia, lo que les otorga una capacidad natural para orientarse hacia el lado práctico de la vida.

Regidos por el planeta Mercurio, destacan por su inteligencia práctica.

Virgo es un signo mutable, le gusta establecer relaciones con los demás, sobre todo si la relación sirve a fines prácticos, de utilidad para ambas partes.

Regidos por el planeta Mercurio, destacan por su inteligencia práctica, su agudeza mental, su capacidad de observación y de análisis y su carácter inquieto. Les gusta detenerse en los detalles, seleccionar y discernir, buscando mejorar, perfeccionar todo aquello que realizan.

Virgo es ordenado, organizado, metódico y detallista. Le encanta aprender técnicas nuevas que faciliten la vida a nivel práctico. El aprendizaje debe tener una aplicación útil, debe servir para ganarse la vida y también para mejorar la vida de los demás. Son laboriosos por naturaleza, muy habilidosos con las manos, aficionados a las manualidades, al reciclado y al “hágaselo usted mismo”.

En su deseo de orden y perfección hay una búsqueda de pureza, de limpieza profunda, que llevada al cuerpo físico se traduce en dietas periódicas, ayunos y limpiezas depurativas. La belleza de lo sencillo, lo natural, sin demasiados adornos. Para Virgo lo bello y lo saludable son una misma cosa. El cuidado del cuerpo, la salud, es muy importante, amantes de las terapias alternativas, la medicina natural y los remedios caseros a base de plantas y productos naturales.

La humildad, la modestia, la necesidad de ser útil y el espíritu de servicio son cualidades de Virgo.

En su expresión negativa pueden llegar a ser excesivamente críticos, serviles o sumisos, con tendencia a preocuparse por todo, fanáticos de las dietas e hipocondriacos. En su necesidad de análisis, pueden llegar a desmenuzar tanto que pueden perder la visión global de su objeto de análisis, de ahí el refrán “El árbol no le deja ver el bosque”.

Periódicamente pasan por etapas de excesos y desorden, en un intento de equilibrar internamente sus ordenadas vidas.

El símbolo de la virgen asociado al signo de Virgo, no se refiere a no mantener relaciones sexuales, sino más bien a que su naturaleza es libre, en contraste con el matrimonio, hace referencia a personas sin vínculos conyugales. Las vírgenes de la antigüedad expresaban todo su potencial de fecundidad y sexualidad sin tener ningún lazo ni compromiso, eran mujeres libres, maestras del amor.

El mito asociado a Virgo es el Rapto de Perséfone por Plutón. Perséfone es la diosa virgen consagrada a los ritos de la primavera, la encargada de hacer germinar los campos. El mito nos cuenta que Plutón (Hades), el dios del mundo subterráneo la vio cogiendo flores en el campo y se enamoró de ella y, ayudado por Zeus, la raptó. La tierra se abrió en ese momento y Plutón se la llevó al inframundo. Reclamada por su madre Deméter, finalmente se acordó que saldría a la superficie en primavera para germinar los campos y volvería al reino subterráneo en invierno, por lo que la tierra quedaba estéril durante ese tiempo. Perséfone con el tiempo llegó a aceptar su papel de reina del submundo, incluso se enamoró y se convirtió en una diosa de grandes poderes mágicos. A Virgo le es difícil aceptar conscientemente su necesidad de estar en crisis, protegiéndose de cambios radicales. Sin embargo no puede controlar la irrupción en su vida de lo escondido dentro de sí mismo, viviéndolo como un rapto desde el exterior, una bajada a los infiernos, para vivir las crisis necesarias para su propia evolución.

Si te sucede que reconoces muchas de estas cualidades aun no habiendo nacido con el sol en Virgo es muy probable que al levantar tu carta natal viéramos que la luna o el ascendente están en Virgo, o quizás un mercurio en tierra sea muy predominante en tu carta. Por ello es necesario estudiar la carta astral en su totalidad, no tan solo un aspecto de ella.

¡El próximo mes hablaremos del signo de Libra!

¡Hasta la próxima edición!

Antonia Utrera

CURSO Online de Iniciación a la ASTROLOGIA. Inicio Próximo Curso: Miércoles 16/09/2021.

Infórmate al T. 655866424