“Soy una superviviente”

Marta Codina
Enero’14

Tras cuatro años de silencio, Chenoa irrumpe en las listas de éxitos con Otra dirección, su último trabajo discográfico. La cantante nos recibe en el Teatro La Pasión de Esparreguera, uno de los escenarios de esta gira. Chenoa dejó el ballet a los 14 años para que su profesora le reconoció que tenía cuerpo de corista y no de primera bailarina y ella, cuando hace algo, la hace para estar a la cabeza. Se define una persona intensa y se compara con el vino tinto, con sabor pero “peleona”. Hija de músicos, explica que a los 5 años se quedaba dormida en el bombo de la batería. Perfeccionista y sincera, reconoce que tiene mucha fe en la gente.

Que contiene tu último trabajo “Otra dirección”?
Son 19 canciones, algunas en inglés, que conforman la parte más materna, y otras compuestas en castellano, porque soy letrista y no quería que se tratara de una traducción. Este disco es un cambio de dirección. 19 canciones son muchas pero el público necesitaba una recompensa después de esperar 4 años.

Con este disco has cambiado el rumbo para llegar a dónde?
No tengo ni idea. La gracia de la música es fluir sin saber hacia dónde. Y estoy contenta porque en esta ocasión he controlado yo todo el proyecto.

Por este motivo algunos te han tachado de loca y otros de valiente. Tú como te sientes?
De las dos maneras. Es muy importante tener un poquito de locura para no quedarte encorsetada en la seriedad. Tienes que hacer un poco el loco. Pero un poco, no mucho (ríe).

Recientemente has pasado una época de crisis en la que decidiste que ibas de la música. Dónde ibas?
No lo sabía. Las decisiones que tengo en la cabeza son muy firmes pero de repente aparece una canción que te conmueve más de la cuenta y dices “adelante”. Sin embargo, no lo viví como un trauma, ya llevo más de 20 años en el mundo de la música.

Precisamente por eso, ¿qué harías si no fuera música?
No lo tengo claro pero sé que algo encontraría. Soy una superviviente y no tengo ningún problema en trabajar.

Has colaborado en la radio con un consultorio sentimental.
Siempre me ha gustado la radio, la respeto más que en la tele. Para hacer radio debes tener un don de palabra, una manera de comunicar que va más allá del maquillaje y de la ropa. Es un código con el que yo no tengo mucha experiencia y llegué a la radio con una libretita de alumna para apuntar y aprender.

Tenías respuesta para todo?
A veces no, pero soy muy sincera y si no tenía nada que decir, lo decía. Yo no soy psicóloga, era alguien que escuchaba. A veces le cuentas más cosas a una desconocida que a una amiga, tienes menos miedo a su reacción porque quien no te conoce no te juzgará.

Tienes la sensación de que has sacrificado la vida personal por la profesional?
La música es sentimiento puro. No tengo el concepto de separarlas mucho, sino no sería yo, sería un robot. Cuando canto no siempre puedo estar al cien por cien pero el público no lo nota, aquí destaca la parte más profesional. A veces también quiero estar con la familia y no puedo, entonces el público es mi familia. Planteo este juego para complementar mi parte humana.

Y encuentras la respuesta que esperas?
Sí. Cuando la gente me abraza es muy importante para mí, es bonito. Han escuchado la canción, la han baile y quizá hacía mucho que no bailaban … Entonces la canción y yo misma pasamos a formar parte de la vida de la gente, y la gente de mi.

Tus letras muestran una mujer segura, que sabe lo que quiere. Hablan de ti?
No queda más opción. La imagen que se tiene de la mujer es la de alguien frágil pero a mí eso no me ya veces tengo una actitud muy agresiva, con coraje. Pienso que ahora mismo tenemos que sacar la fuerza de donde sea. La fuerza te da recursos para encontrar la positividad de la vida. Para ser feliz debes buscar los momentos y estar atenta, es un ejercicio diario. Cuando no estás fuerte, todo está mal y no tienes ganas de buscar nada. La fuerza va muy unida a que pasen cosas y que tú las veas.

Qué te emociona?
La gente. Tengo mucha fe en la gente. Nadie cree en nadie, estamos a la defensiva y tendemos a buscar la parte negativa de las cosas buenas. Mi madre me enseñó que cuando alguien me decía “qué guapa estás” era porque de verdad lo estaba. Tenemos miedo de que nos hagan daño pero yo creo en el ser humano. Todos somos muy importantes, nadie es gris como a veces nos hacen creer.

Por eso tienes tanto cuidado de tus fans? Te quieren y los amas.
Sí, estoy muy contenta. No los llamo ni fans. Son comunidades en las redes sociales. Interactuo mucho con ellos, siempre busco la manera de humanizar un medio tanto virtual. Me hace sentir acompañada.

Chenoa tiene muchos fans pero de quien es fan Laura?
De muchos artistas, de la gente que hace bien su trabajo. Soy muy perfeccionista y sé a qué persona le gusta trabajar y sabe encaminar su talento de manera provechosa.

Tú como sacas provecho al tiempo libre?
Marcho de la ciudad, en pueblos preciosos de toda España, que hay muchos. Me gusta respirar y encontrar muy silencio. Cada vez me vuelvo más introspectiva. Busco los momentos para estar sola, me van muy bien. Y los libros. Para mí un libro es el mejor amigo. Y también la familia, obviamente.

Lees mucho pero tienes dislexia?
Sí, me lo diagnosticaron hace un año. Pero precisamente como soy adicto a la lectura no me di cuenta y se fue corrigiendo. A veces dicen que si estás muy en contacto contigo misma y escuchas bien sabes que te pide el cuerpo.

Qué cosa te pide el cuerpo que no tienes más tiempo de hacer?
Me gusta mucho bailar. De jovencita hice ballet durante 10 años. Lo dejé cuando me puse a cantar pero me gustaría volver a hacer clases.

Una canción sin la que no puedes ir a ninguna parte.
Fairy Tales, uno de los grandes éxitos de Anita Baker. Es una gran artista de los años 80 que conjuga muy bien el jazz con una voz muy especial.

Muchas gracias, Chenoa. Suerte con la nueva gira!

 

Entrevista a Chenoa

Volver a todas las entrevistas

ENTREVISTAS
Compartir:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter