Alrededor de los 8 años, ya tienen su primer móvil. Se estima que entre los 10 y los 12 años, ya acceden por primera vez a contenidos pornográficos. Entre los 10 y los 14 años de edad, un tercio de los nenes y jóvenes, consumen pornografía de manera habitual. Contribuye el hecho de que el acceso es facil, sin restricciones (algunas páginas son de acceso gratuito), y que en otras páginas, aparecen ventanas y anuncios emergentes con ofertas de este tipo. De esta manera, se favorece que niños y adolescente (fundamentalmente varones), incorporen visiones sobre sexo y relaciones sexo-afectivas basadas en el imaginario pornográfico.

Entonces, en una sociedad como la nuestra, sin una verdadera educación afectivo-sexual, los jóvenes miran el porno como el modelo a seguir. Y hemos de pensar que la pornografía convencional, aquella que es de facil y habitual acceso, promueve escenarios donde el afecto, la empatía o el cuidado desaparecen. El protagonismo lo usurpa totalmente el deseo sexual masculino. Los hombres se posicionan como sujetos activos de la interacción sexual, mediante la que buscan satisfacer eso que a primera vista parecería mas una necesidad o un impulso que un auténtico deseo. El resultado es el de la cosificación del cuerpo de las mujeres, y el foco puesto exclusivamente en el coito y la penetración.

Esta falta de empatia y de entender al sexo como una necesidad perentoria a cubrir, mas que como un deseo de comunicación entre cuerpos, hace que las mujeres aparezcan como desprovistas de personalidad, como «objetos» con los que se satisface aquella supuesta «necesidad» masculina.

Es imprescindible, entonces, que los niños y los adolescentes reciban una educación afectiva y sexual que les proporcione recursos para reconocer actitudes y comportamientos vinculados a prácticas discriminatorias o violentas, y que promuevan modelos basados en el respeto, el cuidado y las prácticas sexuales consensuadas.

Alejandro Sánchez Sicilia, Homes Igualitaris (AHIGE Cataluña)
www.homesigualitaris.wordpress.com

Compartir:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter