La Óptica Code fue fundada en 1943 como Óptica Gómez, y desde 1993, hace 25 años, toma el relevo Esther Marín, su actual propietaria, quien nos cuenta durante la entrevista en Radio Acelobert, que su establecimiento es un negocio familiar que ha querido seguir con su tradición. Su lema, hacer fácil el uso de gafas, lentes de contacto y audífonos.

Óptica Code incluye entre sus servicios el gabinete de audio, ofreciendo un servicio cercano al usuario de audífonos para que todo aquel que lo necesite pueda hacer un seguimiento o actualización de sus aparatos.

En este sentido, hay que diferenciar la revisión de una gafa de la de un audífono. Si bien la gafa da resultados a la primera, el audífono se debe ir programando: se empieza con unos parámetros bajos para que la oreja se vaya acostumbrando a escuchar de otra manera y, a partir de ahí, se van aumentando. Por tanto, tal y como explica Marín es un trabajo de «tú a tú», que «requiere muchas visitas» por parte de los usuarios. Concretamente, lo que ella recomienda es hacer un mantenimiento cada tres meses.

En cuanto a las gafas, la Óptica Code ha adaptado a los nuevos hábitos de trabajo. Si bien antes se utilizaba la visión de cerca para leer y escribir a una distancia de 40/50 cm, actualmente la distancia de trabajo no queda reducida a este parámetro. Con el uso de los dispositivos electrónicos (ordenadores, tabletas, móviles…) las distancias que usamos, tanto para estudiar como para trabajar, como para el ocio, van desde los 30 cm hasta los 80 cm. Es por eso que los ópticos optometristas de Óptica Code asesoran a sus clientes sobre las nuevas tecnologías en el diseño de las lentes oftalmológicas, poniendo especial atención a informar sobre la importancia de evitar la fatiga visual y prever así otras alteraciones visuales.

Compartir:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter