Brahma Kumaris es un centro de meditación ubicado en la Dreta de l’Eixample, en la calle Diputació 329. Marta Matarín, su directora, explica que el objetivo básico del centro es buscar herramientas que nos puedan servir para tener más paz. En definitiva, intentar restar las preocupaciones y los nervios para llegar a sentirnos mejor con nosotros mismos.

Matarín, también apunta que con el paso de los años la meditación se ha ido normalizando. La sociedad ha ido tomando conciencia y ha observado la necesidad de «poder respirar tranquilamente» durante un momento a lo largo del día. Además, destaca que todos los trabajadores son voluntarios. Cada uno tiene su propia profesión y dedican tiempo para compartir algo que les ha ido muy bien en el ámbito personal.

Además, la directora del centro, también incide en que hay que diferenciar el mindfullnes de la meditación. Si bien el primero trata de «tomar conciencia del momento presente y vivir plenamente el hoy», la meditación intenta gestionar las emociones, los daños físicos y psicológicos y llevar a cabo una visualización en lo personal para lograr cambios positivos.

En definitiva, según Matarín «la meditación es una preparación para la vida en el mundo». Si todo el mundo dedicara un rato al día a sí mismo «las cosas funcionarían de una forma bastante diferente: hay que relajarnos y tomarnos la vida de otra manera».

Compartir:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter