“Oye, charla y disfruta”. Este es el lema del espacio “El dinàmic”. Situado en el centro del barrio de Sant Antoni, mezcla gastronomía, temas lúdicos, agenda cultural y música. Olga y Abdón, sus propietarios, explican que su idea era “hacer algo diferente, que no fuera etiquetado”.

Por este motivo cuentan con una propuesta gastronómica muy variada, que se adapta a las diferentes horas del día. Así, se puede tanto almorzar como cenar, merendar productos artesanos de pastelería por la tarde o hacer cócteles por la noche, por ejemplo.

En referencia a la pastelería, esta es una de sus especialidades. Aunque “El dinàmic”, tal y como explican Olga y Abdón, es un espacio informal, los pasteles son muy elaborados, hechos en un obrador y, por tanto, no son ni industriales ni tampoco están congelados. Lo mismo ocurre con el resto de sus productos, todos de gran calidad. Así, sus platos, a pesar de contar con una presentación sencilla, son muy pensados ​​y cuidados.

Aparte de la comida, otro punto fuerte que tiene “El dinàmic” es su espacio lúdico. En él se hacen desde exposiciones hasta charlas o presentaciones de libros. Como apuntan Olga y Abdón, desde los inicios tenían “mucha inquietud por los temas culturales”. Así, cada miércoles todos los clientes pueden disfrutar de buena música mientras comen algo. Además, sus propietarios también explican que están abiertos a propuestas de cualquier tipo para diversificar la oferta lúdica y cultural.

Como anécdota, el local no tiene ni teléfono ni conexión a Internet. Esto es así porque el espacio, una corchea antigua de cuando se hizo el Mercado de Sant Antoni, tiene unas características inviables, lo que hizo que ninguna compañía los permitiera poner un teléfono. Por esta razón, cualquier persona que quiera informarse de las actividades o reservar mesa lo puede hacer desde la página web, Facebook o Instagram.

Compartir:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter