Ya volvemos a tener aquí en la Primavera, es tiempo de empezar a disfrutar más de la calle, de las tardes alargadas, de los primeros días de calor, parques y calles floridas…

Y como cada año, con el inicio de esta estación, el barrio de Sagrada Familia celebra la primera Feria en la calle del año! Todo un fin de semana para poder descubrir los nuevos comercios de proximidad y reencontrarnos con los de toda la vida.

El espíritu comercial es uno de los grandes atractivos del barrio, poder encontrar de todo en pocos metros: desde productos tradicionales, ecológicos, o las últimas tendencias del mercado, pero también podremos encontrar productos low cost.

Lo que siempre, siempre encontraremos en cualquier comercio del barrio es una excelente atención al cliente, un perfecto asesoramiento y una gran profesionalidad.

Desde fuera quizás se conoce sólo la parte más turística del barrio: el Templo y sus alrededores, el Recinto Modernista y la Avenida Gaudí. Esto se traduce en servicios enfocados a los turistas, uno tipo de comercio más rápido, donde no se conoce personalmente a los clientes, ni sus gustos o necesidades.

Pero la mayoría de los comercios del barrio no tienen este perfil, están creados como servicios, centros donde podremos buscar consejo y productos especializados y de calidad a buen precio.

La mejor muestra es un paseo por el barrio, a pie o en bicicleta, ahora que se han ampliado con creces los carriles bici, y podremos comprobar la enorme variedad de servicios que tenemos al alcance: producto ecológico llevado directamente del campo, barberías donde conseguir el “look más hipster”, moda original confeccionada a mano, librerías, ropa o mobiliario para bebés de segunda mano, exquisitas comidas de todo el mundo….

Desde los años 40 el barrio goza también de un mercado donde poder encontrar productos frescos, que con anterioridad no existía. Hoy en día es uno de los puntos neurálgicos del barrio, ya que en la misma isla podemos encontrar también el Centro Cívico y la Biblioteca Municipal.

Algunas de las marcas más importantes del siglo XX han tenido fabricas en el barrio: General Motors instaló en 1932 en la calle Mallorca, Damm (conocida popularmente como la Bohemia) ha reconvertido su antigua fábrica en un centro cultural o el edificio Myrurgia de la calle Nápoles son antecedentes del tejido comercial que existe el día de hoy.

Para que un barrio no se degrade es muy importante mantener vivo el tejido empresarial, crear una red de comercios, que cubran las necesidades de la población. Para ir un paso más allá, en Sagrada Familia, hace años que estos comercios están unidos bajo un Eje Comercial, que impulsa diversas actividades a lo largo del año, consiguiendo una integración total con el Barrio.

Desde recogida de juguetes o alimentos, concursos literarios y de fotografía, o sorteos… cualquier excusa es buena para dar a conocer los comercios asociados y ayudar a los vecinos y vecinas del barrio.

Con la conversión de la calle Maria peatonalización los domingos, ha surgido la iniciativa de sacar los comercios a la calle, para acercarlos, aún más, en el barrio.

Porque al fin y al cabo, todos vivimos en Sagrada Familia!!

Ramon Balsells
Gerente Balsells Zaragoza Gestión S.L.

Volver a todos los artículos de interes

DESTACADOS

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR
Share This